Regreso al Original:

Pelar paredes y techos de todo y así regresar a la cáscara original era esencial para convertir un departamento insípido en un condominio en Londres. El regreso a la estructura y acabado original creó un departamento minimalista con un fuerte carácter.